Historias Indígenas de Mesoamerica

domingo, febrero 11, 2007

En busca de Nanahuatzin.

"Cuatro días estuvieron allí reunidos los dioses alrededor del fogón divino .Estuvieron deliberando acerca de quien habría de arrojarse al fuego para convertirse en el astro que alumbra el día. Hubo dos candidatos: el arrogante Tecuciztecatl, “Señor de los caracoles”, y el modesto Nanahuatzin,”el bubosillo”.El primero de ellos buscando la solemnidad y la gloria, hizo ofrendas con espinas de oro y plumajes de quetzal. Nanahuatzin en cambio practicó su penitencia ritual, como la que más tarde habrían de adoptar los sacerdotes.
Llego por fin el momento de la prueba. Tecuzistecatl se dispuso a lanzarse al fuego para convertirse en sol, a la vista de todos los dioses. Pero el arrogante Dios lo intento cuatro veces y otras tantas tuvo miedo a las brazas encendidas. Los dioses consideraron que era ya tiempo que el humilde Nanahuatzin probara a su vez. Nanahuatzin, escuchando la invitación de los Dioses cerro los ojos y se arrojo al fuego, en el que bien pronto se consumió. Al ver esto Tecuziztecatl, tardíamente se arrojo también al fuego. El humilde dios bubosillo que fue el primero en arder, apareció al fin convertido en sol. Tecuzistecatl temeroso y tardío, solo logro transformarse en la luna."

Investigando y buscando aventuras arqueologicas me encuentro que Armenia, Sonsonate fue un centro antiguo de Pipiles. Antes se llamo Guaymoco, ocupado por los españoles, pero es Mihuatlán el lugar clave: "En el paraje denominado Azacualpa, al Oeste de Armenia, quedan las ruinas del pueblo de Mihuatlán, conquistado por Pedro de Alvarado el 16 de junio de 1524."

Esta seria el primer lugar a visitar pues aun se encuentran las ruinas de Mihutlan.

Pero el punto de todo esto es que la ciudad de Armenia está situada en la falda norte del cerro de Nanahuatzin.

El cerro Nanahuátzin al sur de las ciudad es el nombre de un dios indígena tolteca. El vocablo Nanahuat significa”mal venéreo” o sífilis que los españoles llamaron “bubas”, y zin quiere decir “bubosito” o “pequeñas bubas”. Según la mitología tolteca Nanahuátzin fue un dios que tuvo el coraje de lanzarle en la hoguera divina; de esa forma logro bajar a Mictán o el mundo subterráneo y se convirtió en dios del sol. Se le veneraba como el dios de las enfermedades venéreas. La montaña es considerada un lugar sagrado a donde realizaban peregrinaciones. Este cerro tiene restos arqueológicos precolombinos.

Volviendo al relato del inicio, este relato me parece relacionado con las ideas indues donde el fuego se relaciona con el sexo. Lanzarse al fuego puede haber sido un figurativo de practicar relaciones sexuales y la sifilis claro, era producto de las relaciones sexuales y vistas como un mal que el dios podia curar.
Con respeto les presento al cerro sagrado da Nanahuatzin:

Me disculpan la analogia pero mi punto de vista es estrictamente cientifico.


Mi objetivo es recorrer este cerro y comprobar si se trata del correcto.

De todas formas si existe esas ruinas no creo dificil localizarlas, pero de todas formas, entre los atractivos de Armenia existe la leyenda de La Cueva de Nanahuátzin. Haber si esta cueva corresponde al cerro que les muestro. o sera otro.


Vista desde la Ciudad de Armenia de la peña de Nanahuatzin.
VISTA AEREA DE LA CIUDAD DE ARMENIA, DESDE LA PEÑA NANAHUATZIN

1 comentario:

alex dijo...

que bueno que alguien se interese por la linda "peña nanahuaza" me gusta el blog